Navimedia

Comunicación no verbal en vídeo: ¿cómo mejorarla?

Es tan importante lo que se dice como lo que no se dice. Tu postura, gestos y mirada, es decir, tu comunicación no verbal, afecta mucho al resultado final de un vídeo. 

La comunicación no verbal en un vídeo corporativo, puede ser la diferencia entre transmitir correctamente tu mensaje o hacer llegar una imagen contraria a la buscada. 

Siempre se ha dicho que a la hora de hablar en público hay que cuidar mucho esta dimensión del lenguaje, para que tu cuerpo acompañe a tu discurso. Es una clave para mantener la atención, pero también para resultar honesto a tu público. Y esto, en un vídeo, es todavía si cabe, más importante. Al fin y al cabo un discurso se olvida, pero un vídeo queda grabado.

«Utiliza tu cuerpo a tu favor, siempre en línea con tu mensaje.»

6 Trucos para mejorar tu lenguaje no verbal

Como la gran mayoría de las cosas en comunicación, es posible aprender a mejorar la comunicación no verbal y esto puede suponer importantes beneficios para tus vídeos corporativos. Veamos los puntos clave del asunto:

1.Mira a la cámara

Tan sencillo como mantener el contacto visual (y tan complicado). Una cámara puede hacer derrumbarse a la persona más segura, pero, en verdad, es mucho más inofensiva que un interlocutor directo.

Mirando a los ojos, muestras seguridad y decisión, pero, sobre todo, el receptor verá que no tienes miedo y que le respetas. Si, por el contrario, miras a menudo al suelo o a otra parte, hará que confíen menos en tu mensaje.

2. Postura

¿De pie? ¿Sentado? ¿Haciendo el pino? Todo depende, aunque lo del pino lo dejamos para un vídeo de fitness.

Lo principal es que orientes tu cuerpo hacia la cámara, hombros hacia delante y todo bajo control. Por ejemplo, si vas a usar las manos para acompañar tu discurso, no te pases tampoco, y si por el contrario van a estar quietas, que lo estén de veras. 

Con la postura decimos mucho de cómo nos encontramos y de dónde tenemos puesta la atención. Así que, ya sea sentado o de pie (dependiendo del plano con el que estés trabajando), ten siempre esto en cuenta.

3. Gestos: la esencia de la comunicación no verbal

En línea con lo anterior, tus gestos dicen mucho de tu actitud y refuerzan tu discurso. Pero no deben distraer en ningún caso.

Un discurso inexpresivo no captará la atención de nadie, uno sobreexpresado tampoco. Lo principal es que sepas para qué estás gesticulando y cómo. Utiliza tu cuerpo a tu favor, siempre en línea con tu mensaje.

4. Sonríe

Simple y directo. Un discurso sonreído es más agradable de escuchar. Si se te ve alegre y motivado hablando de tu empresa o tu producto, será más sencillo conectar con el cliente y transmitirle tu pasión por lo que haces.

En comunicación, uno de los pilares básicos es emocionar al espectador,  acerle parte de tu discurso y no sólo informarle. La sonrisa es la puerta a muchos clientes, no lo olvides.

5. Naturalidad

De nada sirve todo lo anterior si dejas de ser tú mismo para actuar en el vídeo. No dejes que estar atento a estos trucos te haga sentir encorsetado o fuera de sitio.

El cuerpo habla de nosotros sin pedirnos permiso, y si no estás cómodo, se te verá tenso y estático, lo cual hará que tu mensaje no parezca sincero.

6. Ten claro tu mensaje

Si sabes de qué vas a hablar, estarás tranquilo y dispuesto y así lo estará también tu lenguaje no verbal.

Ayuda a tu cuerpo a sentirse a gusto, conoce bien el mensaje y ensaya varias veces delante de la cámara. Así podrás corregir tics y posturas inadecuadas y lograrás transmitir tu mensaje tal y como quieres.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn