Navimedia

Long Tail SEO: ¿Sabes cómo mejorarlo?

El Long Tail SEO (o la cola larga) es una estrategia SEO de la que se puede sacar mucho rédito. Veamos en qué consiste.

El Long Tail SEO consiste en aprovechar las búsquedas más específicas que se hacen en Google para posicionar tu web por delante de otras. Al ser búsquedas tan específicas, además, tienen otra ventaja: es más sencillo que si posicionas contenido para esas palabras exactas, los usuarios encuentren tu información útil y relevante e incluso se aumente el ratio de conversión.

La estrategia SEO de palabras de cola larga busca posicionar muy bien para términos más concretos, en vez de competir por estar el primero ante una búsqueda muy general, se trata de estar el primero de muchas búsquedas más específicas. Veamos cómo puedes mejorar esta estrategia:

3 Claves para tu estrategia Long Tail SEO

1 ¿Cómo acertar con las palabras clave?

Como hemos comentado, las palabras clave de cola larga son búsquedas específicas y concretas, así que es esencial afinar bien. Recuerda siempre que el objetivo es utilizar términos que se busquen lo suficiente como para que te merezca la pena posicionar para ellos, pero no tanto como para que tengas que competir con todo internet. Entre las principales formas de encontrar palabras clave, te recomendamos las siguientes:

  • La función autocompletar de Google: siempre que busques algo, el motor de búsqueda te va a sugerir búsquedas más específicas al respecto.  ¿Crees que lo hace al azar? ¡Claro que no! Son las formas más búscadas de términos más específicos que tiene recogida.
Long Tail SEO
  • Herramientas de palabras clave: existen muchas y muy variadas. Te recomendamos Keyword Surfer, de la que ya hemos comentado alguna cosa. Por supuesto, nunca está de más consultar en Google Trends cómo se reparte la búsqueda para determinados términos, a fin de optimizar tus esfuerzos.
  • Piensa en cómo sueles buscar tú en Google: la estrategia de Long Tail SEO trata de posicionar para búsquedas orgánicas y reales. El tipo de búsquedas que tú mismo haces en internet. Piensa bien en cómo lo buscarías tú y acertarás.

2 Que tu producto abarque el Long Tail SEO

La mejor forma de sacar rendimiento a esta estrategia es que tu producto o tus servicios se correspondan exactamente con las Long Tail que busquen. Por ejemplo, si tienes una empresa de zapatos, como en la imagen de arriba y tienes algún calzado específico: zapatos de montaña. Una buena estrategia sería posicionar para zapatos de montaña, o mejor aún si tienen alguna característica extra, por ejemplo el color, o la marca.

Por supuesto, no tienes que supeditar tus productos a lo que se busque en tal o cual buscador. Pero si quieres optimizar tu posicionamiento mediante las Long Tail, debes estar atento y correlacionar tus servicios con la forma en que estos se buscan.

3 Añade la localización

A veces es difícil concretar mucho unas palabras clave determinadas. En estas ocasiones para mejorar tu Long Tail SEO te recomendamos añadir la localización donde ofrezcas tus servicios. Prueba a posicionar, por ejemplo para zapatos de montaña en Madrid, o similar. Recuerda siempre que las búsquedas orgánicas tienden a ser así:

  1. Lo que se busca (zapatos)
  2. Diferencia específica (de montaña)
  3. Interés concreto (que lleguen al tobillo)
  4. Dónde puedo encontrarlo (online)

El tipo de usuario que realiza esa búsqueda tiene bien claro lo que quiere y cómo lo quiere, así que si consigues estar bien posicionado para eso, te comprará a ti y no a otros.

Si te ha parecido interesante, ¿nos ayudas a que otros nos conozcan compartiendo este post o con un like donde lo hayas visto? ¡Gracias! 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn