Navimedia

¿Qué es el growth marketing?

Si quieres saber qué es el growth marketing, has venido al post adecuado. Veamos en qué consiste esta estrategia

¿Qué es el growth marketing? ¿Qué ventajas tiene? ¿Tiene sentido aplicarlo a tu negocio? Seguro que si has acabado en este post es porque te has formulado alguna de estas preguntas.

El growth marketing es una estrategia de marketing que incluye distintas herramientas (desde el análisis de datos hasta el enfoque al cliente más clásico) cuyo fin último es impulsar el crecimiento de un negocio. Básicamente, es un tipo de marketing orientado al crecimiento continuo y la fidelización de clientes. Veamos cómo funciona.

¿Por qué es el growth marketing tan útil?

La razón principal por la que el growth marketing funciona tan bien y se ha hecho tan popular en los últimos años es muy sencilla: genera resultados. Combina de manera acertada un análisis exhaustivo de las métricas de tu negocio: ¿quién te visita?, ¿desde dónde?, ¿quién te compra?, ¿qué contenido funciona mejor?, ¿qué campañas han sido más exitosas? Con experimentos rompedores a los que también se les hará una auditoría similar.

El marketing digital clásico sigue unos parámetros muy concretos, un camino estandarizado de seguimiento del cliente que busca tenerlo controlado en todo momento hasta el momento de la compra. El growth marketing, además, quiere que tus clientes disfruten y te recomienden, que estén encantados con tu negocio por la experiencia de consumirte. Ya no se trata de conducir de forma rápida a un producto concreto, si no de ir un paso más allá con ayuda de las métricas:

¿Mis clientes repiten?  ¿Cuántos y por qué?

¿Me recomiendan?  ¿Quiénes?

Ya sé qué es el growth marketing, ¿cómo lo aplico?

Tras tener una idea clara de lo que es el growth marketing, uno se da cuenta de que es perfectamente aplicable a su negocio. Incluso muy recomendable. Pero todo queda en palabras bonitas si no se tienen herramientas para medir bien lo que se hace.

Por recapitular, estamos tratando de combinar datos con experiencia de cliente y experimentos rompedores. Veamos cómo nos encargamos de cada elemento:

1. Los datos como base del marketing

No es ningún secreto que vivimos en la era del análisis de datos, y si hay unos datos que importan a un negocio son los que le puedan ayudar a vender más y mejor. Por eso el análisis de métricas es la base que el growth marketing necesita.

Tienes que tener bien claro cómo se relacionan tus clientes contigo, con tus productos y con tu contenido. Qué gusta más y qué menos, pero sobre todo, qué acerca hacia la compra y retiene a los usuarios. Para todo esto, existen múltiples herramientas en función de la plataforma que estés utilizando como canal de ventas.

Te recomendamos que, como mínimo, utilices Google Search Console, Google Analytics y los perfiles de empresa de las RRSS. Y, por supuesto, el contar con profesionales dedicados a este tipo de análisis de datos. Dedicar un tiempo semanal a las métricas puede hacer maravillas. No lo olvides, si no sabes cómo se relaciona contigo el cliente, no conoces tu negocio.

2. La experiencia de cliente

Conoce a tus clientes. Pregúntales, testea sus interacciones contigo. Tienes que conocer de primera mano qué les hizo llegar hasta a ti y cómo de satisfechos están con su relación con tu negocio. Esto lo puedes lograr mediante cuestionarios que premies con ofertas exclusivas, con encuestas de redes sociales y con formularios de registro que incluyan apartados tales como:

  1. ¿Cómo nos has conocido?
  2. ¿Nos recomendarías?
  3. Valora tu experiencia con nosotros del 1 al 10.

En este punto hay que ir más allá de los datos puros y consultar a la fuente. No puedes dejar a la intuición tu estrategia de marketing, al menos no cuando haces gorwth marketing.

3. Growth hacking

Sí, lo sabemos, al fin entiendes más o menos lo que es el growth marketing y ya te encuentras con otro término muy similar. No te preocupes. El growth hacking es una de las claves de este tipo de marketing muy sencilla de entender. Consiste en hacer experimentos cuyo último fin es un crecimiento explosivo de tu negocio para su posterior análisis y asentamiento de los nuevos clientes.

En esencia, el growth hacking es la parte más rompedora de esta estrategia de marketing. Busca entrar en el mercado de forma brutal, hacer que una gran cantidad de clientes conozcan tu servicio y lo recomienden, para abrirse camino entre la competencia o estar en boca de todos. Por ejemplo, empresas que premian que los recomienden. Desde el clásico: trae a un amigo a un bar y te regalamos a una consumición hasta el ofrecer versiones funcionales gratuitas de tus servicios para que conozcan tus virtudes sin tener que gastar. ¿No te llama la atención la cantidad de recursos gratuitos que ofrecen empresas como Spotify o HubSpot? No es que se hayan vuelto locos, es que, con los datos en la mano, están aplicando este tipo de marketing (y les va muy bien).

Si te ha parecido interesante, ¿nos ayudas a que otros nos conozcan compartiendo este post o con un like donde lo hayas visto? ¡Gracias!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn