Navimedia

Subcontratar marketing: ¿es una buena idea?

Subcontratar marketing es una apuesta cada vez más habitual por todo tipo de negocios. ¿Te lo estás planteando? Echa un ojo a este post a ver si te ayuda a decidirte.

Subcontratar marketing o no hacerlo, esa es la cuestión. Y la respuesta es sencilla: un rotundo sí. Pero antes de que te marches, deja que explique bien el porqué. 

En primer lugar, hay que dejar bien claro en qué consiste la opción de subcontratar el marketing y si está o no al alcance de cualquier negocio. En las mejores condiciones, se trata de dejar en manos de profesionales la comunicación de tu empresa para así tú centrarte únicamente en tu negocio. Aparentemente es una opción muy atractiva, pero también presumiblemente cara para un negocio pequeño. Pero por suerte, cada vez más agencias ofrecemos servicios accesibles por negocios que antes se quedaban fuera.

Y en segundo lugar, ver por qué es una buena idea:

SUBCONTRATAR MARKETING, ¿POR QUÉ DEBERÍAS HACERLO?

1. Zapatero a tus zapatos

Vivimos en la era de la especialización. Y es una era llena de ventajas. ¿La principal? Puedes dedicarte a aquello en lo que eres experto.

Llevar un negocio es una tarea exigente y muy demandante que requiere de una amplia variedad de conocimientos. Y, sobre todo, requiere de una dedicación total al valor añadido que estés ofreciendo. Así que lo ideal es que nada te distraiga de aquello que sabes hacer bien.

Imaginemos que tienes una pastelería que hace envíos a domicilio. Aunque sepas hacer las mejores tartas del mercado eso no significa que sepas de comunicación online, ni de marketing, ni de redes sociales. Pues bien, subcontratando tu marketing y tu comunicación podrás seguir preparando las mejores tartas y tendrás una empresa experta en comunicación llevando tu marketing, ¡es perfecto!

2. Subcontratar marketing vs departamento de marketing

Esta es sin duda una disyuntiva habitual en cuanto a la comunicación corporativa se refiere. ¿Mejor contrato servicios externos o lanzo un departamento interno? Y la respuesta no es sencilla. Sobre todo depende de dos factores (que suelen ir de la mano): el tamaño de tu empresa y el dinero que dispongas para invertir en esta cuestión.

Como principales ventajas aparentes de tener a gente asalariada llevando tu marketing es un mayor control sobre los servicios y un conocimiento más amplio sobre tu negocio. Sin embargo, esto puede darlo también una agencia, todo depende del contrato que se firme. Y una de las ventajas de la agencia es la facilidad de cambiar de una a otra si no te convencen los resultados.

Por otro lado, es habitual que una empresa tenga un responsable de marketing que subcontrate agencias para determinadas áreas de la comunicación o para campañas puntuales. Son distintos enfoques para distintos perfiles de negocio.

3. Es un win-win

Si subcontratas a una empresa para que lleve tu marketing y tu comunicación online estás poniendo en manos de un tercero tu imagen, ¿es eso seguro? Absolutamente. Ya que para una empresa que se dedica a la imagen, cada cliente es un escaparate de sus servicios. Los principales interesados en que tu comunicación funcione van a ser ellos. Van a cuidar hasta el último detalle por su profesionalidad, por supuesto, pero además tienen un interés extra en que sus servicios sean conocidos como exitosos. Si tú ganas, ellos ganan. Win-win.

4. Es más rentable

Formar a un departamento de marketing es una inversión de tiempo y dinero mayor que la de contratar a una agencia que ya dispone de profesionales especializados en todo lo que necesita tu empresa para aumentar sus ventas online. Los mejores profesionales del sector suelen trabajar en este tipo de empresas y estarán a tu disposición desde el momento en que les contrates. Sin necesidad de que les enseñes nada y dispuestos a ayudarte en todo lo que necesites. De esta forma, una empresa externa te facilitará ideas de forma proactiva con criterio, tratando de ofrecerte el mejor servicio posible. Aquel que más se adapte a tu negocio y al mercado en cuestión.

5. Es más flexible

Subcontratar es flexibilidad, y subcontratar el marketing no iba a ser distinto en ese sentido. Si una agencia no te está dando los resultados que esperabas, es tan sencillo como dejar de contar con sus servicios al finalizar el contrato. Sin quebraderos de cabeza ni situaciones desagradables. Bastante ocupado estás ya con tu negocio.

6. Es un soplo de aire fresco

A la hora de dar un giro a la comunicación de tu empresa, una opción a tener en cuenta es la de subcontratar servicios que hasta ese momento llevabas de forma interna. Muchas veces, una nueva visión traerá estrategias hasta entonces impensables, con soluciones nuevas para problemas viejos (muchos de los cuales probablemente pasaban desapercibidos).

La visión externa de gente acostumbrada a trabajar en distintos mercados y con experiencia en varias estrategias de comunicación es tremendamente valiosa hoy en día. Y puede darle a tu marketing ese cambio que necesita.

Si te ha parecido interesante, ¿nos ayudas a que otros nos conozcan compartiendo este post o con un like donde lo hayas visto? ¡Gracias! 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn