Navimedia

Vídeo corporativo, ¿para qué?

Un vídeo corporativo puede ser la herramienta que necesita tu empresa para darse a conocer.

Está claro que hoy en día es clave para cualquier empresa que se conozca su identidad corporativa, es decir, que con solo escuchar su nombre o ver su logo –incluso sus colores corporativos– uno tenga claro a qué se dedica y cuáles son sus valores. La concreción es clave para que el posible cliente tenga seguridad de contratarla para algo. Antes de atreverse a negociar, tienen que conocerte. Y para conocerte, hay muchos caminos, claro está. ¿Es imprescindible entonces el vídeo corporativo?

En primer lugar, para que una empresa pueda transmitir una imagen concreta y robusta, ha de tener una estructura básica lo suficientemente fuerte y concreta. Esto puede parecer una perogrullada, pero para nada lo es. La promoción ha de realizarse sobre una base, no se puede vender seguridad si no se tiene, y la seguridad se consigue fundamentalmente diciendo la verdad. La clave de este asunto, radica más en cómo se dice esa verdad. Y un buen vídeo puede ser la manera perfecta.

Una vez has formado tu empresa, es lógico que quieras darla a conocer. Por eso, inviertes tiempo y recursos en hacerlo bien. Primero respondiendo internamente a las preguntas que los potenciales clientes tendrán sobre ti: ¿Quién eres? ¿Cómo trabajas? ¿Qué te diferencia de la competencia? Y después, una vez clarificadas esas cuestiones, tratando de transmitirlas de la manera más óptima Con cuidado de no cometer estos errores!).

El empujón que necesita tu presencia online

Hoy en día, la presencia online es clave para ser conocido –e incluso a veces para ser tomado en serio–. Así que una web bonita, funcional y acorde con la filosofía de la empresa es imprescindible. En ella, el visitante tiene que captar a vista de pájaro las respuestas a las preguntas previamente mencionadas o al menos intuir la respuesta a alguna de ellas.

Sin embargo, hoy en día, la lectura está de capa caída y la mejor forma de transmitir un mensaje es a través del contenido audiovisual. Y si me apuras, del contenido audiovisual corto, concreto y emocionante. Justo como debería ser un buen vídeo corporativo.

Se trata de enviar un mensaje bien envuelto, fácil y rápido de consumir y concreto. 

Así pues, respondiendo a la pregunta planteada en el título de este artículo: ¿para qué? Para que te conozcan, pero esta vez en serio. Es decir, un vídeo corporativo es un mensaje bien envuelto, fácil y rápido de consumir y concreto. Una herramienta perfecta y funcional que optimiza la comunicación corporativa, transmitiendo la identidad de nuestra empresa a un público que no tiene tiempo ni ganas de leer de cabo a rabo un manifiesto empresarial, o asistir a una conferencia online o ver un vídeo largo y completo, pero en absoluto emocionante o concreto.

Una vez respondido el ¿para qué? uno puede plantearse la otra gran pregunta -menos útil, pero igualmente importante, ya que nos permite conocer a la potencial audiencia de todo el contenido que generemos para darnos a conocer-: el ¿por qué? Y para esta otra pregunta la respuesta es menos concreta pero fundamentalmente se basa en la falta de tiempo y en la necesidad de extraer la máxima información con el mínimo esfuerzo.

La falta de costumbre de leer o estudiar frente al mucho más atractivo y sencillo hábito de consumir contenido audiovisual es una realidad ampliamente generalizada. La gente no lee, ¿por qué habría de leer la descripción de tu empresa? La gente ve vídeos, y normalmente lo hace mientras consulta el móvil o realiza alguna otra actividad “en segundo plano”, de manera que su tiempo y su atención son recursos valiosos y volátiles.

De manera que, si quieres que escuchen lo que tienes que decir, lanza un mensaje atractivo, adecúate a sus preferencias. Si quieres que te conozcan, haz un buen vídeo corporativo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn